Se necesitaba un perfume excepcional para la amapola. Que revelara su singular mezcla de fuerza y fragilidad. Que hiciera justicia a su poder poético. Necesitaba un perfume de flores… El maestro perfumista Alberto Morillas eligió a la reina de todas, opulenta, elegante y floral por excelencia: la Rosa Búlgara. La Casia y el Espino Blanco se añadieron a su finura. La Violeta de Parma, sus facetas empolvadas y sensuales. Por último, el absoluto de Vainilla Bourbon y los Almizcles Blancos envolvieron estas flores con una suavidad adictiva. Un floral empolvado con una seña de identidad reconocible entre todas.

La amapola empolvada

ACORDE VIBRANTE

ESENCIA DE BAYAS ROSAS GROSELLA

FLORAL SUBLIME

ESENCIA DE ROSA BÚLGARA VIOLETA

ADICCIÓN ENVOLVENTE

ALMIZCLES BLANCOS VAINILLA

Para saber más
Comprar en línea
Vídeos
Making-of