¿Por qué KENZO eligió la amapola para su perfume?

A Kenzo Takada, fundador de Kenzo, le gustaba deslizar la amapola en sus colecciones de moda, su flor fetiche.

Flor paradójica. Salvaje, alegre, indomable, frágil en apariencia.

Crece allí donde no se la espera. Nunca forma parte de un ramo.

Y, llena de ironía, desprovista de olor… ¡Pero qué importa eso!

El desafío es aún más bello: Inventar el perfume de una flor que hasta ahora, tenía por único lenguaje el color, un rojo intenso y vibrante, como un grito de alegría…